Los farmacos

Durante siglos los fármacos se han usado tal como los podemos obtener de la naturaleza. Procedían de los tres reinos: mineral (hierro, calcio, etc.) vegetal (raíces, hojas, flores, bayas, y resinas de las plantas) y animal (vísceras fundamentalmente). Actualmente la mayoría de los fármacos se sintetizan en los laboratorios farmacéuticos.

Farmacos

Existen fármacos que son íntegramente sintéticos es decir no derivan de ningún producto natural conocido sino que han sido desarrollados en los laboratorios farmacéuticos tras muchas investigaciones.

El medicamento una vez en el organismo pasa por una serie de procesos que son: liberación, absorción, distribución, metabolismo y excreción.

Para conseguir el efecto deseado, habrá de tenerse en cuenta, la vía de administración y la forma farmacéutica elegida. Un medicamento, se presenta por medio de una forma farmacéutica determinada (comprimidos, jarabes, supositorios…) que consta de dos partes, el principio activo, que es el medicamento propiamente dicho, y el excipiente o sustancia adictiva, que facilita su introducción en el organismo.

¿Cómo aliviar el dolor de estómago?

Para aliviar los dolores de estómago existen cientos y cientos de remedios, desde los caseros que tu abuela te receta porque ya se los hacia su madre o desde el de la típica manzanilla o te con azúcar, que tu madre o tu padre siempre creen milagrosa y en pocas ocasiones soluciona algo.

Dolor de estomago

Existen algunos casos en los que el dolor de estómago produce algún síntoma como puede ser el vómito o las náuseas en la mayoría de estos casos se recomienda reposar y no comer nada mientras duren las náuseas y los vómitos, y beber abundante agua o zumos para compensar la pérdida líquida.

No conviene tomar antiácidos ni antidiarreicos. Hay que dejar que el cuerpo arroje fuera al elemento tóxico que ha atacado su aparato digestivo, pero hay que ir al médico si el dolor y los síntomas tienden a empeorar y pudiera tratarse de alguna enfermedad de otro tipo o más preocupante que un simple dolor de barriga.

Muchas veces un té o una manzanilla es suficiente, pero debemos de tener cuidado, tal vez un simple dolor de estómago puede desembocar en otras cosas.

¿Cómo aliviar el dolor de cabeza?

Para eliminar o tratar de disminuir un dolor de cabeza se utilizan diversos tipos de tratamientos convencionales que se enfocan en tres áreas determinados: eliminación de desencadenantes, control de síntomas y medicación preventiva.

Aliviar el dolor

En la eliminación de desencadenantes una minoría de pacientes consigue reducir la incidencia de la migraña mediante la reducción de ciertos productos químicos que ciertas comidas tienen, lo que supondrá un cambio nutricional.

La medicación preventiva se basa en si los dolores son demasiado fuertes en el paciente e incluso en algunos casos insoportables, se le administre algún tipo de medicaciones manera controlada y supervisada por un médico.

Por último el control de síntomas se basa a su vez en el control sintomático convencional que recomienda la ingestión de analgésicos; un tratamiento indicado en la actualidad son las moléculas denominadas triptanes.

Con ninguna de las 3 técnicas se consigue en ocasiones una desaparición total de la migraña, solo se consigue una disminución del dolor que en ocasiones ya supone una tremenda alegría y motivación para el paciente acostumbrado a dolores insoportables.

¿Qué es la migraña?

Si buscamos en el diccionario o en la Wikipedia que es algo más moderno una migraña  (del griego hemikranion ‘un lado de la cabeza’) o jaqueca (del árabe ‘media cabeza’) es un tipo de dolor de cabeza, usualmente muy intenso y capaz de incapacitar a quien lo sufre. Es una enfermedad de origen neurológico.

Una migraña suele ser un proceso invalidante que viene acompañado de  náuseas, vómitos, irritabilidad, hipersensibilidad o malestar (molestia o incomodidad) con la luz y los ruidos.

Migraña

Suele tener una duración no inferior a las 4 horas y puede llegar a durar unas 96 horas, lo cual con una duración tan extendida puede llegar a resultar muy incómodo para una persona que lo sufra y lo tenga que compaginar con su trabajo.

La migraña clásica o migraña con aura es precedida por un conjunto de síntomas específicos llamados aura, que comúnmente se experimenta como una distorsión en la visión. La migraña común o migraña sin aura, por el contrario, carece de esta característica. Aun siendo dos tipos de afecciones muy diferentes, el resultado en forma de molestia y malestar es el mismo.