Quejándome de enfermo

Muchas veces me he preguntado si la gente se pondrá enferma con tanta facilidad con la que me pongo yo, es raro que tenga un día de esos esplendidos sin que me duela nada.

Enfermo

También es cierto que tal vez sea un poco propenso a estar enfermo debido a que ya casi se puede decir que nací enfermo. Soy alérgico a cientos de cosas, tengo el tabique nasal desviado lo que me impide la respiración por uno de los oricios lo que me hace en ocasiones tener que respirar por la boca por donde entran cientos de infecciones.

Padezco asma, una tendinitis crónica en una rodilla y de momento esta última semana ninguna enfermedad más se ha incoado a la lista, salvo una incómoda gripe que ya he solucionado con el mejor remedio casero que existe, unos días en cama sin hacer absolutamente nada, solo reposo.

Sé que hay gente mucho peor que yo, lo mío son enfermedades menores, así que no tengo derecho a quejarme demasiado. Quiero desde aquí animar a todos aquellos que me leáis y padezcáis una enfermedad grave, mucho ánimo, mirar las cosas con positividad y mucha fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *