¿Que es la musicoterapia?

A lo largo de la historia se la ha atribuido a la música muchas propiedades que beneficiarían a la salud. Se ha hablado mucho sobre la relación entre estudiar el manejo de un instrumento musical y el desarrollo de la inteligencia, se sabe que cuando una persona crea, lee, toca música ó canta las conexiones neuronales que se generan en el cerebro son diferentes a las cotidianas.13 - Musicoterapia

Con esta base se ha inventado un nuevo concepto de aplicación, la músico-terapia. Ésta se define como la utilización de la música para el desbloqueo ó apertura de los canales de una persona. En realidad esta es una disciplina que comenzó a utilizarse en los últimos años pero que se basa en fundamentos que datan de tiempos históricos, cuando se le comenzó a atribuir a la música el poder sedativo y sensitivo.

Los puntos de acción de esta terapia servirían para la rehabilitación sobre todo emocional de un individuo permitiéndole la liberación de sentimientos de frustración, inseguridad, insatisfacción, explorando su universo afectivo y emocional que le permitiría a su vez vencer la timidez, inhibición y expresar sus problemas bajo otro lenguaje: el musical.

También desarrollaría creatividad, imaginación y sentimientos constructivos que le permitirían al paciente encontrar nuevas soluciones a problemas estancados.

Para lograrlo el licenciado en músico-terapia elabora un extenso programa, afirmando que la música forma parte de un lenguaje aparte que mueve las emociones y los sentimientos de afecto de las personas, pudiendo así modificar el estado de ánimo del sujeto.

Al parecer no toda la música puede servir como estimulación cerebral, la antigua parece ser mucho más eficaz dado que le exige al cerebro la utilización de diseños neuronales mucho más complejos que los que exige la música moderna. Esta es una de las razones por las cuales se aconseja estudiar con música clásica de fondo.

A continuación una lista de música catalogada según sus efectos:

Para relajarse: preludio de Parsifal (Wagner), Sinfonía del nuevo mundo (Dvorak), Sinfonía pastoral (Beethoven), Coro de los esclavos de Nabucco (Verdi), Suite N°3 en Re Menor (Bach)

Para recobrar energía: Concierto para violín N°4 (Paganini), La marcha festiva de Tannhäuser (Wagner), Obertura de los maestros cantores de Nuremberg (Wagner), Concierto para flauta y arpa (Mozart)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *