El Golpe de calor

El clima muchas veces se presenta hostil a nuestra salud, uno de estos casos es el conocido golpe de calor que causa en las personas un aumento súbito de la temperatura corpórea perjudicando sus funciones de manera integral.

golpe de calor

Ancianos y niños son siempre los más afectados por esta denominada enfermedad del calor por lo cual deben ser los primeros en recibir atención y cuidados dependiendo de la gravedad del caso.

Sus síntomas pueden ser confundidos con los de otras dolencias como la deshidratación aguda. Sin embargo son lo suficientemente específicos para distinguirlas entre sí:

Ausencia de sudoración, pulsaciones fuertes, posible taquicardia, respiración dificultosa, midriasis (pupilas dilatadas) y una característica temperatura corporal elevada.

El paciente se encontrará débil, agotado y en casos más graves con pérdida de conocimiento.

Cuando estos casos se producen lo ideal es recostar a la persona en un lugar con sombra e intentar mantener su cuerpo fresco con paños húmedos hasta que recupere su temperatura normal. De todas maneras lo ideal es llevar al afectado a un centro de atención médica puesto que dependiendo de su edad y del tiempo transcurrido las altas temperaturas pueden ocasionar la muerte en organismos vulnerables.

La causa de este cuadro es la imposibilidad del cuerpo para mantener la temperatura adecuada debido a que el sudor, que es el agente encargado de hacerlo, se ve insuficiente en ambientes con gran incidencia de rayos solares ó calor excesivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *