La Fiebre Amarilla

Es una enfermedad endémica de vario países de América del Sur, el Caribe y África por un virus de la familia flaviviridae transmitido por un vector que puede ser el conocido mosquito del dengue, Aedes Aegypti. Los síntomas de la enfermedad suelen comenzar luego de tres a seis días de contraído el virus.

fiebre amarilla

La dolencia se desarrolla por etapas que varían según la gravedad del caso:

La forma leve: consiste en un estado similar al de la gripe con dolor de cabeza, articular y muscular e inapetencia acompañado de fiebre.

Puede generar también un cuadro más grave caracterizado por la sintomatología anterior y un posterior desarrollo de náuseas, vómitos, cefaleas e ictericia. Este último es un cuadro agudo que desarrolla solo un porcentaje menor de los infectados y posee en el intermedio un cuadro de remisión de síntomas de más de 12 horas.

La parte final representa una etapa de intoxicación y disfunción multiorgánica reconocida por su insuficiencia hepática, renal y cardíaca.

Otros síntomas pueden incluir: arritmia, sangrado, disminución de la micción, ruborización de la piel, convulsiones y vómitos con sangre.

Para evitar la fiebre amarilla:

Para evitar esta afección ya existe una efectiva vacuna que debe aplicarse entre diez y catorce días previos a un viaje a zonas tropicales y de riesgo. Ante cualquier duda ó si sospecha que puede estar padeciendo un cuadro de fiebre amarilla, consulte a su médico.

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *