Gripe A

Es una enfermedad ocasionada por un virus mutado del Influenza Virus A H1N1.

Su contagio y dispersión tomó relevancia mundial en el año 2009 y al día de hoy ha sido desarrollada una vacuna para inmunizar el cuerpo ante su ataque. En un principio fue llamada popularmente como gripe porcina puesto que su origen se estima que tuvo lugar en organismos de los cerdos para luego mutar y poder ser transmitido entre humanos.gripe A

Hoy la OMS hace referencia a ella como gripe A ó Influenza A.

La sintomatología de la enfermedad no varía mucho de la gripe común o estacional. Año tras año hemos visto en cualquier ámbito una persona agripada y podemos entender su estado por signos y síntomas como estornudos, fiebre alta (entre 38° y 40 °C) , tos, dolor de garganta, cefalea, congestión nasal, dolores musculares y articulares, fatiga, dolor retroocular, entre otros.

 

Como toda gripe generalmente no conlleva a la muerte sin embargo esto no es excluyente y muchas veces se sufren fatalidades. Pero sí hay que tener un cuidado mayor en aquellas personas inmuno deprimidas, niños y ancianos, porque generalmente los casos en los que se registran muertes suelen ser de personas comprometidas o vulnerables en su salud.

Prevención de la Gripe A:

Los procedimientos a llevar a cabo para la prevención, en realidad, no son diferentes a los hábitos que exige la buena educación y responsabilidad social para toda enfermedad y cuidado de la salud. Estos son: lavarse las manos con agua y jabón, utilizar alcohol en gel, no asistir a las actividades cotidianas cuando se está enfermo, utilizar pañuelo ó cubre-bocas descartables cuando tosa o estornude.

La Gripe A es una enfermedad para tenerle respeto pero no pavor ni psicosis como el generado en el último año. Con los recaudos necesarios se puede evitar el contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *